martes , octubre 26 2021
Ilustra el tema de Rodrigo Besoy Sánchez
Foto: especial

Destaca Rodrigo Besoy, importancia del Gobierno Corporativo en las Oficinas Familiares 

México, a 22 de septiembre.- ¿Cuántos han sido los casos al interior del entorno empresarial de empresas exitosas y de gran tamaño que, en determinado momento pierden al integrante que tenía el control absoluto en la toma de decisiones y pierden el rumbo? Plantea Rodrigo Besoy Sánchez.

Dicho cuestionamiento, precisa el especialista, en la mayoría de los casos desencadena en una serie de conflictos para determinar la sucesión y distribución del patrimonio, lo cual supone también afectaciones a la imagen de la organización en el mercado: no obstante, agrega, existe el Gobierno Corporativo como fórmula para evitar ese tipo de situaciones.

Asimismo, coincide con la idea de que la falta de protocolos es una constante en las Oficinas Familiares, en algunos casos porque la implantación de estos es vista como un gasto innecesario, pero en otras también porque luce como un desafío para garantizar la operatividad.

“La realidad nos dicta que, el Gobierno Corporativo apunta a fortalecer a las organizaciones y hacerlas perdurar con el tiempo, pero al mismo tiempo funge la tarea de institucionalizar sus procesos, dotando de elementos para el seguimiento de la visión estratégica de la compañía, la administración de riesgos, la prevención de operaciones ilícitas, el cumplimiento de regulaciones y sobre todo la toma de decisiones”, indica Rodrigo Besoy Sánchez.

De acuerdo con KPMG, se entiende al Gobierno Corporativo como una herramienta que promueve una gestión empresarial con un esquema de anticipación de riesgos en un ambiente de claridad y confianza para todos los interesados en el desarrollo del negocio.

Evitar la dependencia de una persona en especifico 

El especialista refiere que, según el libro “La sucesión en la empresa familiar mexicana”, el 36% de este tipo de organizaciones en el país son operadas por un integrante de la familia por un lapso de 21 a 50 años; en tanto, solo el 13% de las Oficinas o Empresas Familiares sobrevive a la tercera generación.

“En ello radica la imperativa necesidad de instaurar un Gobierno Corporativo dentro de los negocios familiares ya que, su estructura compuesta por elementos estratégicos, de operación y gestión del negocio, armonizan el funcionamiento de los accionistas, el Consejo de Administración, los comités y la Alta Dirección”.

A manera de conclusión, Rodrigo Besoy Sánchez advierte también que, dada la coyuntura derivada por la crisis y la pandemia, los beneficios del Gobierno Corporativo en Oficinas Familiares que lo tienen implementado, son mayores en materia de competencia y rápida toma de decisiones en comparación con organizaciones que ni siquiera lo han considerado.

Adicionalmente permite a los ejecutivos clave tener parámetros de gestión debidamente definidos, y con ello evitar que en el futuro se le haga responsable por actos que si bien corporativamente eran adecuados pueden no gustarle a algún miembro de la familia.

“Afortunadamente el contexto está cambiando, tal como lo precisa el estudio de KPMG `Tiempo de sucesión en un escenario disruptivo´, que indica que el 36% de las Oficinas Familiares ya tiene considerado designar a un director general o CEO no familiar en un plazo no mayor a los siguientes 12 meses, definiendo parámetros de acción claros y medibles”, finalizó.

 

 

Acerca Héctor Pastrana

Ver también

Repartidores de Rappi

Suscribe Rappi convenio para que sus repartidores tengan acceso a seguridad social

México, a 30 de septiembre.- La multinacional colombiana Rappi en conjunto con otras plataformas de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *